lunes, 6 de abril de 2015

Todo lo que es o puede ser
concluye en las manchas negras
de meteorito, un perro maravilla
que se lame la bolas cómodamente
y el universo en eso, fluye, no para.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Hoy escuche esto y lo comparto.


Licurgo era de Esparta, un lugar así de chiquito al que nadie se animaba a joder. Licurgo escribió el 80 por ciento del derecho romano, que es el 80 por ciento de nuestra constitución de derechos y garantías. Pero a Licurgo le cortaron la mano y le pusieron una piedra. Se borraron los principios gestacionales de todo su pensamiento.
“No existirá dinero por ser éste principio motor de la codicia y la mala competencia. No existirá división de géneros sino más bien todos serán personas que elijan a su gusto sus gustos.”
En Ecuador todavía mucha gente desaparece y muere en la montaña buscando El Dorado. En Ecuador hay un valle entre tres volcanes nevados, y en el medio un pueblo con personas que contestan sus preguntas en los sueños. Y festejan la muerte brindando y bailando días sobre la falda de los idos.
Niños alegres empantanados en la tierra.
Niños muertos sentados sobre tronos durante tres días de alcohol.
La anarquía es un tipo de fe, su dogma es el espíritu crítico, su método la agudeza, la picantés. En chile hay una comitiva de payasos ácidos que revolucionan las calles con trucos de muerte, parando el tránsito de parís con sus culos pelados.
El que solo puede ver lejos y profundo no es menos ciego que el que solo alcanza a ver lo que lo toca. La televisión es un aparato maligno si malignos son los que lo llenan. Ídem internet. Los medios prefieren algunos fines. Algunos fines justifican cualquier medio. Y dale que va, que esto fue y será.
Los poetas escriben sobre el dinero porque más ciego es el que no quiere ver.
Escucho grabaciones callejeras de casualidades superpuestas presentes en ese tiempo espacio sonoro y los teros rompen el silencio de una respiración apretada. Cumple años la conciencia y para allá va mi afecto. Sincerándoseme a los golpes un ahogo que me estruja la panza y me dificulta los hechos.
Las palabras no dicen la profundidad
Intento traer al mundo imágenes de una soledad sagrada que nada explica.
Sigo en eso de buscar, leer, investigar
Por la belleza que destilan algunas tristezas.
Las ranas dibujan el horizonte alternando estrofas de agudos y graves gritos
Amplían el espectro de lo visible
Dejan un lugar entre lo posible y todo lo demás.
Suenan viejos temas melosos que me invitan a dormir con el despertador muteado.



sábado, 19 de abril de 2014

turista en cataratas













perros con chalecos bordados
credenciales que identifican su sed perra de dinero.
perros flacos rellenos de lo insuficiente hasta el vomito.
me aferro a la baranda,
me da el sol, me moja la bruma,
me pechan las fotos, las sonrisas a pedido,
me siento caer con el agua como un pato muerto
sin volverme loco.
me emociona lo divino
entiendo la pobreza del alma
disfruto de unos mates
vuelvo a casa.

sábado, 22 de febrero de 2014

Ella me conto del día que fumaron en hojas de biblia.
Yo recordé un poema imaginario de un burro que renegaba de todo lo que pueda parecer trascendente.
El ejemplo que daba era simple:
un dolor de panza en un vendedor de paraguas.
Un estreñimiento fatal.
Una adolescente se hace tajos en las piernas para distraer el dolor. 
Su perro la lame,  
mueve la cola.
Los padres están preocupados por la nena.
Nadie piensa en el perro.
El lenguaje no dice nada ni oculta nada.
Es el tono de las palabras el que dice u oculta.
El título de la novela intentaba ser el de la vida.
Todos estamos heridos.
Me gustaría poder filmar el momento en que después del diluvio universal

salió el sol y cantaron los pajaritos.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

baja la vista  
tuerce el cogote
intuye en la panza
cucha de miedo.

desde dentro, turrón maligno
una patada irracional
espejo de uno mismo
un cimbrón fuera del centro
y cruje.

ella, para probar la resistencia, encoje
terca, recibe el castigo, chilla.

no, nunca cruza la tranquera, excepto
salió y volvió
cola entre las patas
escondida de sí misma.

pupilas amarillas mostaza
con venas finas de sangre fucsia, mira
con ojos de nadie, guiña
el hambre le sacude los sesos.

aprieta el hocico, firme
pero no hasta el corte, juega
tirando el osito marrón
(ese que da miedo), ladra
estira el pecho
y elongando el corazón
corre atrás del otro

meandose encima.

sábado, 1 de junio de 2013

Muchachos salvajes



En la vereda del kiosco haciendo huevo
Dos luces que de golpe me apuntando justo
Se me encima vienen tocando la chicharra
Y me frenan al toque, frunzo
Abro los ojos, si veo vio sino ni vio ni viosta
Miro, estoy salvado: peugio 205 a 30 centímetros
con adentro la amistad deteniendo el transito
para asustarlo a uno, gesto, detalle
hace cuanto tiempo que nunca, un de vez en cuando
chilla la chapa del auto por la risa,
hienas gozando de mi julepe pueblerino
vuelvo a saborear la dimensión dispar, la peligrosidad justa
distiendo la vena, y ellos
se agitan al coro de asadito
printo y musiquero.

¿Como no apañar tanta liberta?

domingo, 12 de mayo de 2013


Apuesto
a que el Pápa
más allá de eso
es un buen hombre.

Apuesto para el año lectivo
veinte chicos suicidios
en cuentos preciosos
de libertad creativa
con un: muy bueno felicitado,
de la docente que suscribe.

Apuesto a que si dedicas tus días
a desmerecer ego mórfico el conocimiento simple
podrás meter hasta una cloaca en tu cabeza
que nunca será suficiente.

Apuesto a que esas semillas que nos regalan en la muni
soportan la helada porque tienen algún Monsanto encerrado.

Apuesto a que si la mitad de un barrio cualquiera
se fuma una tuca solo un día,
se triplicaría el porcentaje bendito del sexo y el baile.

Apuesto a que en el mundo
hay como 458 fosas comunes
sin ser contadas.

Apuesto a que la cultura nacional es Maradona
Triste y a oscuras
Mirando toda la tarde a Jorgito rial.

Apuesto a que el arte
Montando a la norma,
Te noquea un volcán a los 30 segundos.

Te apuesto que la palabra singular esguince
Tráquea vergonzosa de un modo distinto
Es gracia fresca y chasqui limpio
abierta puerta a lo otro.

Nos saca la cara de tanta pobreza.

Te apuesto que va de buena leche y que si a este veneno
Lo condimentamos con algo tuyo
seguro queda mortal.