miércoles, 16 de diciembre de 2009

Células mañosas
Va la luz acomodando
En mi cuerpo de 22 años gastados
En una pantalla fría de concreto
Un recuerdo obtuso, va la luz
Permeando sensaciones en colores.

El arroyo atravesando el desconsuelo
Llevándose los egos al mar
Para anclarse a la deriva de la soledad
Pidiendo retóricamente
El permiso de ser ya siendo.

El sauce ausente desde la última crecida
Prueba el rumor de vida que apenas existe
Cuando viene la lluvia a decir nuevamente
Que la vida de los verdes conquistara el dolor
Que crecerán los yuyos preñados de olor a muerte
Pero crecerán como involuntariamente
Como la alegría saltaran de la tierra a ver el sol
A parar de pecho la garúa de las estrellas
Crecerán las piedras en contra de los calendarios
Construiremos esclavos del amor con resignada contundencia
Honrados esclavos del amor construiremos
Empuñando el juego impreciso de los hijos
De las crías que nos crían
Partiremos a ver crecer otras cumbres
Cuando la muerte dibuje círculos estaremos tristes
Tristes de una certeza clavada en algún nunca mas
Tristes de habitar el crecimiento limitado
Probablemente nadie tenga la falsa paz de los algarrobos
Probablemente nadie logre crecer tan lento
Quemarse el cuero en cada tallo y cada hoja
Probablemente ya nadie se digne a brindar por el pasado
Quizás no diremos más la palabra verdad
Huiremos al agobio del resentimiento
Ya sea corriendo una pelota
Bailando algún silencio
Infartando nuestra ansiedad.

Un pie del que no registro propiedad
Tiene rancho en la paz de esta agua que se desliza
Y los pececitos inocentes, inofensivos
Imbuidos en el vértigo de vivir
Vienen a masticar los callos
A limpiar los juanetes de toda vergüenza.

El silencio, una palabra imantada zumbando en los cansancios
Tiempo devenido tiempo devenida muerte
Y entre las coordinaciones azarosas del destino
Tiempo devenido tiempo devenida muerte
El amor haciendo las guerras que construyen
Y se derrumban devenidas en el tiempo
Devenidas en el fin de los comienzos

Cimentando el agua del pasar:
Pido mis disculpas, agradezco lo inmerecido
Con lo merecido me esfumo a correr
La pampilla de la libertad
El arte del desasosiego
El abismo de las miserias
El dulce y filoso abismo del amor.
Presto el pecho para tatuarme lo que venga
Lo que quiera quemar
Lo que me queme.

Tendremos un pasado ideal e irrecuperable
Cruzando nuestro futuro de amargura digerida
Amargura digerida es el olor de los corazones fisurados
Amargura digerida es el fuego de la cal en las manos de dios
Amargura digerida es mi cuerpo junto al tuyo lejos de una cama
Lejos de estar juntos.

Vengo barriendo las calles con la vista
Con mis oídos voy reptando vuelos
Y percibo el folclore de la violencia
El folclore del exilio posmoderno
Todavía se dignan Transpirar
Alguno de sus bailes cuarteteros
Mi Córdoba parece lentamente nuestra Córdoba

Amargura digerida es la resaca de los sueños
Amargura digerida es el feto de un milagro
Amargura digerida es el no nato que empeñamos al futuro
Amargura digerida es que estés con otro
Amargura digerida es saber
Cuanto tiempo gris vomitó la rutina
Cuanta luz no dimos cuando se fue el sol

La amargura digerida
Es también
La amargura que acarrea
Todo conocimiento
La amargura
Dolorosa
De toda bisagra
De todo
Parido
Crecimiento.

sábado, 31 de octubre de 2009

vamo de vuelta para ver de donde veniamos

Sobre su descubrimiento
Ese sobre la “inutilidad de la existencia”.
Por dentro del cuero,
Y atrás de la procesión de reverencias
Me da una profunda bronca
Su descubrimiento.
Es que lo prefiero enfilado hacia el Cipango
O hacia cualquier inalcanzable sueño.
A algunas verdades
Las prefiero calladas
Allá
Durmiendo sobre los callos de la pereza.
Jorge Leonidas Escudero
Tengo la necesidad de escribirle flores o pájaros cantores
Pero creo que uste valorara
Que intente manchar esta hojita con un poco de sangre
Quizás lo poco que me va quedando de juventud
Sea la impertinencia del sentir,
Sentir fuerte.

¿Se despide?
¿Tiene entre ojo y ojo la salida de emergencia?
Tengo la sensación
De que su poesía sigue clavada en la barra
Cagandose de risa con la ausencia
Con la soledad
Con esas piedras que usted no creyó encontrar.

La “mirada al abismo” no es para mi
Instinto de muerte;
Si su letra es salvaje e intrépida
Es porque uste es libre,
Mas le digo…

Caminar a impulso ciego
Sin noticias de nada
Un ir sin saber a que…

(Sabe Don Leonidas, quizás tenga razón, y eso pueda ser la muerte) de lo que estoy seguro, es que también, ese caminar ciego, ese sin saber, ese andar a donde no se si…
Es la misma marcha que uno emprende por atrás de los sueños.

sábado, 17 de octubre de 2009

Mi gomera no era como la tuya.
Sin embargo en ocasiones era una buena parte,
de todo lo que era.

De todo lo que soy.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Seguir bailando 2

Contundente reflejo verme, agotado, rozando el éxito del sujeto que odias. Pongo un punto, me siento y desde acá, intento recordar como sonaban estas mismas cuerdas, hoy hace unas horas, cuando nada de lo que paso había pasado, cuando todo parecía alcanzar algún tipo de dinámico equilibrio… y pienso, estas cuerdas, por lo menos estas cuerdas, sonaban igual que ahora, igual que ahora, con un sujeto radio escucha con las mismas pesadillas y los mismos sueños, menos cagado quizás, mas incrédulo, mas inconsciente, no se. Pongo un punto y me siento a pensar, intento desentenderme del timbre que suena del silencio que comenzó a llenarlo todo, intento guardarme a salvo, procuro salvar lo que queda hoy, para carroñar mañana, porque no valla a ser cosa, que esto del autoconocimiento lacerante edifique un tubérculo sin sonrisa, me digo, no valla ser cosa que te suenen timbres mudos en el alma. Por eso y un poco de miedo pongo el punto y me acuesto a sentir, el aire, a sentir el aire deglutiendo mis pulmones, la sangre haciendo otro tanto por la necesidad de llegar al cráneo, la sangre quiere llegar al cráneo para hacerme pensar, suena ilógico, pero me niego, todo lo que pueda salir hoy de allí, me destruiría, no hay nadie en esta tierra que me de mas miedo que yo.
Pongo el punto y pongo música de nuevo, quiero mirar para afuera. Dirán, evadirse, yo diré seguir viviendo, dirán inmadurez, yo diré seguir viviendo, dirán lo que yo mismo me digo y yo me diré lo que yo quiero decirme, seguir viviendo, seguir bailando, gritarte tu silencio, mirarte a los ojos, saberte, perderte, temerte, partirte. Dirán, era, diré soy, dirán soy, diré era. Lejos, pongo el punto y lo veo venir, por eso será que corro, de eso será que corro, del punto, del punto de esta frase, del punto de este texto, del hilo de esta idea, será que corro, del punto de todos los puntos, del dolor será que corro, dirán, diré, diremos, de nosotros, de vos y yo, dirán diremos, quizás, hoy por hoy solo alcance con un silencio, con irse a dormir sin comer, con comer sin irse a dormir, quizás hoy alcance con darlo vuelta todo y terminar con un punto, un punto de dolor, una cicatriz, una herida, una voz, un timbre mudo, unas ganas vagas de seguir viviendo hasta mañana.

domingo, 4 de octubre de 2009

.

Sin chicanas pajeras.

Despanzurrada la esperanza,
política.

Sin chicanas pajeras.
Los nervios del ojo de Martín.
Su cuerpo.
Ebrio.
Duerme de resaca al sol.
En una reposera renga.
Aun de pie.

Despierta.

Sin chicanas pajeras.

Dice que compre otro vino.
Que le diga a la Rosa que el amor no es un sueño.
Es nuestra condición.

Amor a toda violencia.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Villa Carlos Paz o la ciudad de la muerte

Digamos juntos, por ejemplo, que la remota posibilidad de una paz esta agazapada en la saliva de un hombre que canta. Así, empecemos la secuenciación dislocada de los episodios que acá se narran.
Tenía las manos sucias de hacer lo que no tenía ganas para quien no tenía ganas; tenía esa suciedad sólo hasta los cueros que esa superficial mugre alcanza. Todo lo demás era franqueza, sólo conmigo, por cierto.
El ¨ juntos ¨ del comienzo quizás tampoco se entienda más tarde. La noche había devenido de un día más, de un atardecer que a su vez era parido por una tarde más, como los balbuceos de una narración que nos descontrola de tanta repetición.
La hipocresía había sido, a las 19 y 48, una de las formas que propuse explorar.
A las 4 y 45 me di por hecho, no de la hipocresía que estaba explorando con mucha más facilidad y contento de lo que lo hubiera imaginado, me di por hecho de la suciedad; la pensé (digo, en realidad la sentí) estrechamente ligada a la sociedad. Cerca, la política, superpuesto e inseparable también estaba eso que ella llamaba amor y yo miopía. Con estas pequeñas certezas se iban ubicando mis dudas en los corredores del dolor.
Sin los embargos, me arrimo al fuego para quemarme las manos pensando en que no debería arrimarme al fuego, pensando en que no debería quemarme las manos por eso que siento.
La disputa esta planteada: lo que pienso versus lo que siento.
La hipocresía, la suciedad, el placer de un hombre al experimentar la lucidez desde la suciedad de este frío fuego.
20 y 45 llegó el cola del Agu y me propuse, adentro mío, siempre adentro mío (el ¨ juntos ¨ quizás no se entienda nunca), que el encuentro previo entre amigos fuera pura energía, como muchas veces lo fue: la música, el porro, los abrazos, la poesía.
Niños que juegan a no cuidarse por un ratito.
Las cosas cambian. Algunos niños, mal que les pese, se obstinan en no cuidarse; y somos un espejo, amigo; ese que moralizaba tu posible muerte era un agonizante, era yo. Perdido.
Por eso, prefiero un poema que diga alguna boludés, a esos que quieren decir lo más groso y se quedan con la lengua echa espuma gomosa como plumas de flor de papo.
Por eso, si le soy sincero, amigo, no lo voy a mirar a los ojos ni a decir algo como que lo quiero, le voy a decir que ya es tiempo de irnos, que se hizo tarde, que alguien con mas apuro en algún otro lado de este puto mundo, de esta sucia ciudad cualquiera, nos espera para darnos un abrazo hipócrita, para que los invitemos de nuevo a concedernos su tarrito de pintura vieja, que en alguna época, cuando querían ser mas altos, fue un zanco pintado con tempera de colores dudosos, y ahora, que miden 7 metros de mierda, guardan en la latita un par de poemas que dibujan a cada rato muecas claras de auto-resentimiento.
Y estoy con ustedes. Y acá quizás sí, desde la sinceridad pura, valga algo la palabra ¨ juntos ¨, ya no puesta en un discurso seudo político que quiere encontrar amor entre sujetos que se odian con el rencor mas dulce de la hipocresía. Quizás desde la limpidez de la luz que azota la vista, quizás desde el reconocimiento de un montón de negativos velados podamos decir que en esas fotos macabras que va tomando la vida estamos juntos.
Sólo estamos juntos en lo que no quisiéramos estarlo: esta soledad que nos carcome las manos, esta soledad tan cruda, que el sólo tener los huevos de sentirla un día mas, da vanidad.
Tengo frío.
Porqué no solucionas tus problemas Alejandro, me decís desde otro lugar que no llego a imaginar porque no me importa. Me pedís que solucione mis problemas y pienso lento en matarme, no en el suicidio, el suicidio se me figura demasiado certero como un camino bien marcado hacia lo que desconocemos, eso que puede ser dejar de ser. Desisto del suicidio porque va contra algo en lo que creo a la fuerza, por dolor; creo que la vida muchas veces es una mierda y otras veces sólo un poco menos mierda acercándose desprevenidamente a la belleza. La belleza es, por ejemplo: un sujeto en el patio de un barrio con cielo, trayendo tres damajuanas de vino agrio que cortaremos con agua tibia y tomaremos sabiéndonos ¨emparaisados¨. Las marcas en el cuerpo hinchado por el alcohol y el maltrato de la conciencia lucida que dejaron alguna vez las tiras de goma de una reposera decrepita que desde el patio lujoso del Lawn tenis llevamos honrosos al patio de la Rosa, en la lejana Rioja, en el perdido chilecito.
No, el suicidio no; si todos vamos de vacaciones a Villa Carlos Paz, yo prefiero ir caminando aunque me pinche hasta el culo y se me llenen los ojos de amor seco; prefiero caminar a ir por una autopista hasta la ciudad, donde una temporada seguro que veraneamos la posibilidad de dejar de ser, dejar de ser con todos nuestros papelitos e ideitas pretenciosas.
Elijo matarme, lo elijo obligado a elegirlo, pero lo elijo yo antes que cualquier hijo de puta que en una farmacia puede vender preservativos y muerte. No me enojo con los farmacéuticos, ellos tienen su paraíso de 24 horas abierto y con más luz que el mismo cielo donde vive el dios de los desconsolados antes de tiempo. No tengo problemas con los farmacéuticos, por el contrario, son sujetos de conciencia y acción: te duele la cabeza? no te tomés una bala, comprá una tableta de capitalismo acido, fúmate todo paraguay y llénate la boca hablando de lo copado que sos, de lo bien que cojes, de que sos de esos que les gusta el sexo respirado y los masajitos antes y después... Decí todo lo que quieras pero hacete conciente de lo hijo de remil puta que sos, como los farmacéuticos que medican risas de quetamina para caballos con cara de hombre.
Creerán que deliro; dirán: él delira. Yo pienso que ustedes, o vos, solamente vos, lector de esta sarta de incontinencias, pienso que vos pensas que yo deliro, pienso que vos sentís que yo soy un pendejo re contra remil pajero, y te cuento una cosa, deliro y acabo de masturbarme compulsivamente como un enfermo adicto a la angustia de no sentir el cuerpo, tenes razón, tus ojos mientras leen esto, están mandando un poquito de energía eléctrica a tu cabeza de pollo y allí se esta dando lo que la humanidad dice que nos diferencia de los animales: la razón; hoy mas que nunca, vos, lector, tenes razón, pero sabélo, con eso, no haces nada, con esa razón que ostentás como lo puede hacer un reverendo ante sus fieles, esa razón que huele a sobaco que no sabe cómo hacer para ser hombro, con esa razón que edificó facultades de desconsuelo y maquinas de lengüetear culos agrios de ego, con esa razón que dijo que los hombres y las mujeres -por cierto sobre todo las mujeres al mismo nivel que los hombres- se diferencian de los animales, esa razón, amigo lector, (en este momento le apoyo mi brazo en la espalda y casi le diría que me tienta el abrazo) amigo lector, usted, y esa razón que ostenta, no lo acercan más a nada que a la mismísima nada de un punto cuasi final, de todas maneras vos y yo vamos a terminar yendo a Villa Carlos Paz, de vacaciones por un largo rato, como si todos pudiéramos poner un punto final a algo.
Por eso descarto el suicidio. Es creer demasiado en el poder de los hombres, creerse el administrador de la muerte. Al mismo tiempo, escucho decir a las parejitas de tortolos idiotizados por la dulzura del sexo cucharita a la mañana, les escucho decir que pueden elegir el momento de darle play a la vida, a una nueva vida.
De por sí, todo intento vale, pero vale desde el conocimiento de de la incapacidad, desde el conocimiento de los límites, vale sólo desde el reconocimiento que hacemos cada puta noche de la mierda que somos; y vale que cada mañana despertemos olvidándolo para poder descubrirlo mas tarde y a la noche autodestruirse para a la mañana de nuevo olvidarse... Pero no vale que seamos tan ilusos de pretender creer que nosotros construimos Villa Carlos Paz o a la mismísima muerte. No vale que insistamos en ponerle rótulo de nombre y apellido a lo que no tiene consistencia ni sentido de ser embarrado con la absurda y dulce obstinación hipócrita que nos acarrea.
Te perdono las ocurrencias, los exabruptos. Te perdono aquella vez que me dijiste que mi vida te hacia acordar a un tango y cuando te pregunté desinteresado si el tango te gustaba me dijiste que no. Te pregunté con menos desinterés porqué mierda pasás tiempo conmigo, te obstinás en buscarme, en compadecerte, cerrás los ojos, no importan los tiempos verbales, lo que se narra es atemporal e implacable, es el desprecio, la soledad y la belleza de tus ojos cerrándose para adentro, el alma lastimada por mis palabras hirientes, perdonáme, no te quiero lastimar. Tampoco yo sé porque paso tiempo con vos, más allá de querer tu sexo.
Una noche hace 52 minutos te pregunte si sabías a cuánto estaba Villa Carlos Paz. Me miraste y dijiste que Carlos Paz está a la misma distancia de todos los hombres.

jueves, 3 de septiembre de 2009


Desaparecer - Irse borrando - Pasar a ser una figura - Una mancha de pintura - Un esténcil sin gestos - Una boina - Un saber mutilado - Un poder sin lugar en esta tierra
Desaparecer - Irse borrando - Pasar a ser una figura - Una sombra - Una repetición - Una rememoración - Una fecha patria - Una mancha de pintura - Un sinsentido - Un esténcil sin gestos - Una luz quemada - El olvido - Una boina - Un olor que se desvanece - Un colchón que se regala y cambia de dueño - Una historia que se inmuta - Treinta años - Treinta sueños - Treinta sexos - Un saber mutilado, borrado, tachado, minimizado - Un poder sin lugar en esta tierra - Un silencio a la fuerza igual que ayer igual que hoy - Una bomba en la espalda - En la espalda de nuestros hijos - En su sangre, mi sangre - En mi odio, su inocencia.
(Desaparecer: eclipse, ocaso, ocultación, muerte, perdida, huida, cesación, fin, esfumarse, esconderse, perderse, fugarse.) (RAE)
Que te desaparezcan: que te eclipsen, que te atardezcan, que te oculten, que te maten, que te pierdan, que te huyan, que te cesen, que te finiquiten, que te terminen, que te oculten, que te esfumen, que te escondan, que te fuguen, que te exilien de la existencia por saber algo que dice algo de algo que nos desaparece que nos extermina.
Intentar ejercer una parte de la libertad que crece entre los limites, la parte que va desde los ojos a las manos, la longitud de la política, la incapacidad de mis palabras, intentar no desaparecer, no tengo otro cuerpo desde donde decir lo que digo, no llego a ser todos, no lo pretendo, el que desaparece soy yo, la longitud política que va de mis manos a mis ojos, el poder de las palabras, la sangre fundida en la resignación del agotamiento, la impotencia, el resentimiento, lo que desaparece, es lo que quiero, es lo que conozco, es lo cercano, es lo familiar, es la longitud del poder, son manos y ojos, son mis ojos, mis manos.
El baile empezó hace rato y tiene ganas de seguir empezando, veamos que herramienta que instrumento que medio que canal que pasillo practico transitamos para pelear por lo nuestro, eso que les causa tanto temor, eso que los incita a desaparecernos.

sábado, 29 de agosto de 2009

Hasta…

Quien te dice

Quien te dice

Quizás la lluvia

Nunca llegue

Quizás espera algo de nosotros

Una torta de chocolate con dulce de leche

Unos mates

Una cama

Un brazo - pecho donde acurrucarse

Y quizás

Quien te dice

Cuando tengamos todos los requisitos

Despertarnos desnudos de la siesta

Y sentir las gotas caer sobre las chapas

Que de un momento el silencio te levante

Camines hasta la ventana

Y Mires

Con ojos soñadores

A la nada que nos deslumbra

Y me digas

Como abandonando toda extrañeza

…Y quien te dice

Quizás...

Nada de nada sea cierto

Quizás… quien te dice

La lluvia nunca llegue.

O el sol nunca salga.

lunes, 24 de agosto de 2009

Lawn tenis club

A sus ojos rojos de agotamiento.
A sus pieles oscuras de resentimiento.
A sus silencios de… quiero sobrevivir a cualquier precio.
A sus muecas cansadas que me dicen… no les des bola así son las cosas por estos tiempos.
A José, Marcos y Juan que tienen 40 años de desprecio sistemático encima.
A José, Carlos, Marcos y Marcelo que se refugian en esa piecita húmeda y oscura a comerse casi a escondidas un par de milanesas y a tomar algún fondito, alguna sobra caliente de gatorade que les mandan de la cantina o encuentran en algún banco de cancha.
A Gustavo que les tiene que sonreír 8 horas todos los días.
A Fernando que me quiere convencer de que no es mala gente, mientras en orden aleatorio doctores o empresarios le menosprecian la dignidad, lo basurean.
A José, Carlos, Marcelo y Marcos, que riegan, empolvan, limpian, cortan, sacuden, arreglan, ordenan, soportan, mienten, se agotan, mientras mueren sin jugar.
A Laura que se paso 5 años de su adolescencia sonriéndoles con inocencia sin que nadie le preguntara el nombre, y el día que se decidió, se animo a pedir jugar al tenis una hora por semana, la echaron, la echaron diciéndole pibita, nena, querida, la echaron sin nombre. A Laura que adorna con sus sonrisas un mundo que se la coje y la tira.
A Mauri, que cada mañana encaramos juntos la crianza de una tracalada de hijos, hijos de cuervos, cada día que no llueve, estamos firmes con nuestros pasos de falsa conformidad frente a estos pichones dulces e inocentes, pichones de hienas.
Todos hijos de la desigualdad, unos con cintas en la nuca para sostener las muecas que nos hacen cobrar, otros siempre con el ojote en la cara porque nunca nada les alcanza, quieren mas, mas altura, mas efecto, mas seguridad, tienen miedo porque algo esconden, va… yo diría que no esconden nada, son una mierda que si nos descuidamos nos hacen soldaditos de su mierda naturalizando las desigualdades a cualquier precio, esencializan sus razones para violar mientras se esparcen, para poder decir que lo que tienen se lo ganaron deslomándose, para que podamos decir que lo que son es lo que hacen.
A Seba que termino fundido en la ceguera por cerrar los ojos con fuerza, y pensar solo en dinero, salir y entrar con los ojos cerrados y los bolsillos angurrientos. Y toda la estantería de valores en oferta por un par de pesos manchados con caca.
A Fabricio que es un hijo abandonado por la dulzura de una cuenta bancaria obesa, abandonado todo el día todos los días en el club, con un celular y unos billetes, que con sus 7 años cumplidos, ostenta en sus ojos la infancia muerta.
Cada uno a comprender a quien ama, a quien odia.
A creer que los hijos de puta pueden cambiar, porque de lo contrario el intento de alguna paz es una triste impostura de sujetos inconsecuentes y conformistas.
Uste sabrá si intentar cambiar algo desde el amor o desde el fierro.
Yo quiero, hoy, de la comprensión una lucha.

martes, 11 de agosto de 2009

Invítame
¿Querés?
A verme en esa letra de tango burlona que tanto nos gusta
Invítame
Invítame a ver a ese viejo prematuro en el espejo de mi cuerpo
Pero, invítame a ver solo desde afuera,
Desde adentro prefiero no ver, y ya no es miedo al dolor
Capas que sea miedo a la nada
O
A las manos que acarician resignadas lo que odian.

“Inocente adolescente remate mi libertad”
¿Que tango? Nunca, voy a decir nunca, voy a decir nunca muchas veces nunca, pense verme reflejado en las oscuras aguas resignadas de un tango, pero si, soy yo, al menos una parte grande de lo que queda.
Por eso invítame
Invítame
Yo voy a hacer lo posible para no aburrirte
Con la culpa que me toca
Perdóname por pedir perdón
Por reprimirme hasta la represión
Te pediría lo que yo debo
Para saldar la cuenta con el dueño
Pero la escarcha que me empasta el alma
Solo la quemo yo,
Con un fuego que todavía esta húmedo
Solo invítame que pareciera supieras
Como desatar este nudo invisible para mí
¿Queres?
Yo tengo un arroyo de palabras lindas
Para regar tus noches tus mañanas, pero invítame
Dame eso que pareces tener
Ese maldito tango
Que me termina diciendo
Siempre a destiempo
Que quemé más de lo que tenía
Que vendí más de lo que era dueño
Que embargue las sonrisas por mucho tiempo
Ese tango con el que pulseo a muerte esta noche
Decime que me ves, que me pensas
Decime que soy otro
Que nada de lo que viví
Es irrepetible, ni tan bueno ni tan malo, que todo es posible
Que todo va a estar bien
Nunca hubiera pensado necesitar
Que tantas veces
Me digan eso, eso de
Tranquilo, todo va a estar bien, vas a ver.
Nunca pensé que me fuera necesario
Obligarme a creer en esa simple frase.
Obligarme a la tranquilidad
Obligarme a esperar el sol de mañana
Obligarme a sentir la luz del día en el cuerpo
Obligarme a decir que quiero curarme
De esta herida que no sangra de esta sangre que no hiere
Nunca creí llegar al punto desesperado
Donde todo depende de una mentira bien apuntalada
De una mentira creída hasta la muerte por la vida.
Un hijo del amor.

viernes, 7 de agosto de 2009

¿Te parece?
Un plato de fideos viejos
Revividos por un huevo
Esta noche
¿Te parece?
En la mesa el diario de ayer
Casi casi
Ya de mañana
¿Te parece?
¿Escribir?
A esta altura
Altura de saberse idiota
¿Te parece?
¿Te parece Falú Herrero
Las muecas grotescas
O el reflejo de alguna imagen
Encandilada de vida?
¿Te parece?
Para esta noche única
Como la de mañana
Peor que la de ayer
¿Te parece?
¿Que la fe de ese hombre desnudo
A pesar de todos sus pesares
Se pueda renovar
Por ese puñado de poemas disléxicos?
Conocí un escritor
Un hombre hecho y torcido como cada uno…
Pero en los ojos tenia
El hambre del primer Roky
Tenía los puños pelados
Los ojos sangrantes
La bronca hecha sed, tenía
¿Te parece?
¿Recuperable la fe?
¿Extraviable la fuerza?
¿Combatible el existencial abatimiento?
¿Real la realidad?
¿Te parece?
Repetir la misma pregunta
Para no decir la última
Para volverme silencio
Te presento
Teclado, cable de caracol tiznado, billetera de otro
Te presento el MODEM de mis deudas
El monitor de mi soledad
La pared de mi historia
Te presento
Y me voy como sonseando para la cocina
Como si entre ustedes tuvieran un par de humos que encender
¿Te parece?
Dubitativo pregunto tarde
Tarde es
¿Te parece?
La vieja quiere que tengamos changos
Un malón de hijos quiere
Sabe algo que nosotros intentamos callar
Sabe el horizonte más bellaco de nuestra ingenuidad
Te sabe hijo padre y espíritu errado
Te sabe como ese que en tus labios alguna vez fue dios, fue tierno, fue amor, fue la concepción mas primigenia de un gesto simple y certero, fue arte, miedo, rencor, violencia, desesperación, vomito, cansancio, y quien sabe mas que esos ojos dulces que compasivos brillan mientras chupetea el mate como una pista del tiempo, lejana como un chiste sin gracia, como la muerte, entonces te presento, entonces, te presento porque hay tormentas, porque aun en algunos valles llueve, gotea y se caen los ciclos sobre los malditos ciclos de un destino errado, te presento porque aun vive en él, un poco de fe, todavía el pobre inocente, cree que puede llegar a decir algo.
¿Te parece?
Si.
Ese ojo esta vivo
Tiene hambre
Es tormenta
Es la raíz última
El mineral clavado entre las piedras del descuido
Entre las piedras de un país
Chupado
Sumido
¿Te parece?
Agua desde el cielo
Agua desde el norte
Agua corriendo
Agua adjetivada con mil epítetos
Agua verbo
Agua en tus ojos de hambre
Tus ojos de odio a los mal paridos
A esos hijos de re mil puta que se conforman
Con ser unos mal amados
Y van llenando los colectivos de represión y voces entre dientes sucios de desprecio
Desprecio de su misma condición
¿Te parece?
Que aun
Aun a pesar del exproperio anterior
Este ojo del hambre
Vividor de una pampa crocante de sueños
Tenga en su bolso
Algo
Alguito no mas
Que decir
¿Te parece?
¿Largo?
Aunque más no sea
Me prestas un silencio para gritártelo
¿Te parece largo ya?
¿Y el invierno? ¿No es también largo?
¿Y el verano del infierno?
¿Y el brillo de tus ojos?
Gracias por volver
Siempre
A creer como un idiota.
Juntos.

jueves, 6 de agosto de 2009


La América vencida
Esta vencida y esclava
En la estructura mas inconsciente de mi mente.
Mi alma dice otras cosas
Siente otras tantas
Solo reproduzco silencio
Como la única posibilidad
De la imposibilidad
Como único camino
Los cantos profundos de la resignación
Alguien dijo: "Primero se conoce la tierra por los sentidos, después por el intelecto."
Hoy ya no
Le mojo la oreja a la resignación
Y casi sin fundamento inteligible intelectual racional
Digo a mis costados
Y por dentro hasta donde llego
Hoy no
Busco la energía
La actitud
El talle de la sensualidad que me aferra a la vida
El amor perro de esta América
Esclava, sonriente
Entre lágrimas de opresión
Y se redime la sal en sangre
Sangre machucada
Para bailar aun un poco más
Esta música que todavía
Nos suena a ritmo
Posible
A condición
De estar juntos
Como único camino
Juntos.

jueves, 30 de julio de 2009

Vaya sea dicho de paso




Nuevamente
Como si tuviera un vagón atado
Traigo tras de mi
Los olores que he decidido perder.

Los llevo conmigo
Mas que a muchas cosas

Vaya sea dicho de paso
Los llevo conmigo
Duermen conmigo
Me miran llorar
Masturbarme frenético
Hasta eyacular la angustia.

Mis olores están
Vaya sea dicho de paso

Conmigo

No hay sesión para el sujeto que los olvide
No hay cura
No hay después no hay mañana
Para el que quiera correr hasta el equilibrio
Encarnando al propio vértigo.

Correr hasta el equilibrio
Encarnando al propio vértigo.

Vaya sea dicho de paso.

Como todas las putas palabras.

martes, 21 de julio de 2009

Aunque no me suena nada bien


En el intento
De orientar la agresividad
Tenia que afirmarme a mí primero
Y empecé por destruirme
Y termine por destruirme

Yo destruido
Destruyendo a los otros
Es la síntesis de mucho tiempo
De mucha violencia
De mucho dolor
De muchas palabras
De muchos yo como yo.
De mucho ego reaccionario
De muchas mentiras aplaudidas
Cansancio y asco por todos los huecos
En todas las texturas
Con mayor o menor creatividad
Con mayor o menor desesperación.

Digo:
Quiero ser cariño
Quiero ser amor
Quiero que esas forras palabras
Tengan actitud
Tengan sangre y valor

Se de afueras y de adentros
Se que estoy con un pie en la derrota y en el acierto
Se del rencor y de la violencia
Y de la valorable primeridad de este gesto

Pero no se como
No se como no morir allí
Destruido en lo que destruyo
Odiado en lo que odio
Perdido en lo que pierdo.

Quiero que ser poeta
Signifique otra cosa
Signifique otra poesía
Quiero orientar la agresividad
Para poder decir el amor
Quiero invitarlos a eso
Que creo, Es
Toda una explosión.

Todo un crecimiento.
Juntos.

sábado, 18 de julio de 2009

La actitud de la actitud


Sos cuarteto mi amor
Sos cuarteto aunque te duela una clase aceptarlo
Tus patas son más sinceras
Las veo orgásmicas
Saltar sobre si mismas
Ensimismadas en la felicidad más incongruente
Sos cuarteto mi amor
¿Te suena mal así?
Decílo como quieras
O no lo digas nunca,
Negatelo, que eso es predecible
A esta altura
Que vos puedas exteriorizarlo
Por tu boca seca
Importa un carajo
Como mas te guste
Sos la prueba de que la libertad no se elige
No se elige y pesa
Sos cuarteto
Tus ojos rojos
Cerrándose para gozarse por dentro
Son cuarteto
A pesar de todas las miradas
Incriminadoras, desconfiadas, amables, desinteresadas
A pesar de mi mirada
Que hace pactos salamanqueros para poderte
Poderte asir, poderte hasta el fondo.
Ninguna puede ensimismar tu condición
Tu frenesí goloso
Tu sed de sudor
Tú esencia en bandeja.
Te presentas nueva,
No te conoces
Cuando le das rienda
Al caballo de los sentimientos desbocados,
Al caballo de los gestos burdos,
Al caballo del acierto.
Sos cuarteto mi amor
La actitud de la actitud.
Cuarteto amor
Eso sos, no lo digo yo
Lo digo yo, no lo dice nadie
Así es.
La actitud de la actitud.

sábado, 11 de julio de 2009


Tu cama mas allá y los contornos con tus olores y los repliegues y no digo tu cuerpo porque aun no lo digo, digo que digo tu cama, ni siquiera eso, los contornos y ya no me alcanza, igual de terco voy como de ciudad en ciudad preguntando por muertos, igual de persistente que idiota, voy, aferrándome sin quererlo al lema sobre la hermosa terquedad de la acción, sobre la nobleza de los errores con base en una buena intención. Te quiero decir los contornos de tu tiempo pero no llego a dios, a dios de nadie ni de nada, llego a los ojos de un hombre que mira los contornos de tu cuerpo y se muerde los labios porque no llega a remorderse el alma, porque no alcanza ni a nombrar los rebordes de tu sombra, es tan indigno y tan épico.
Daría hasta el arrepentimiento por meterme en tus sabanas y comerme tus cosquillas hasta la tibieza del cansancio. Te suenan estas últimas palabras, te suenan porque son los rastros de 1000 kilómetros levantados como distancia, son la inútil prueba de que lo cibernético no acerca una mierda, tan cierto como que la poesía no nombra ni de cerca.
10000 kilómetros alcanzan para hablar de soledad,y todabia no concluyo con estos temitas que me cuidan la espalda de perejil, la soledad no existe. Intento viajar hasta vos aunque se a priori los peligros del viaje, aunque se de ante mano que solo es de ida y que dejare un par de pieles en el alambre de púa, la decisión es mía, pero esta tomada antes que el cerebro se comprometa con esta represión, escribo por partido, por desesperado, por enajenado, por inocente, por egocéntrico, por infeliz, por enamorado, por rechazado, escribo por lo que soy y no para ser. Levanto la mano, me miran, me preguntan, las respuestas y las preguntas que tengo se atragantan en mi faringe más sensitiva, persisto en esa demagogia de la participación a toda costa porque tiemblo no estar, porque las costas de este río, si uno mira fijo, se ven tan poco como las costas del mar. Estos versitos redondos, que entre río y mar se van pensando en la soledad, son como una palanquita que se usa para tirar la cadena, tirar la cadena en el sentido que intuís, dejar que la mierda pase a otro espacio que crees, no te pertenece, y, no voy a decir la posta, voy a decir, si, tiro la cadena y pienso que esa frase sobre el divino pecado es buena.
Tus piernas desde tus pies o tus pies desde tus uñas o tus uñas desde tu infancia, para arriba o para abajo, sos mágica, hoy.
Empecé a intentar nombrar tu cuerpo, atento, porque la vida tiene forma de respiración agitada y escapa cuando quiere e intenta pensar cuando siente, y elige quedarse cuando verdaderamente huye, ojo, ojo que estoy hablando sobre cosas ciertas, que ciertamente desconozco, no soy un puerto al que vos puedas acercar tu canoa, pero préstame tu barquito que yo me trepo a zamarrearlo y recagarme de la risa de tu miedo, de mi miedo, de los miedos. Déjame que me tire antes de probar el fondo, dejame que me tire al destrozo de lo pando o a la asfixia del ahogo, dejame que me enamore y me reviente el cráneo nuevamente por las banderas de nuestra puta condición de hombres.
Déjale la evolución como pagare del vértigo, yo quiero ser la paloma lanzada desde el abismo mismo al abismo mismo, yo no quiero ser el que nombre la paloma, la describa y vea irse, quiero ser el agua que se aplasta dolorosa en los contornos curtidos de tu cuerpo, no quiero decir firuletes de romántico pajero, quiero cojerte con prepo como la hace la vida cuando nos hacemos los giles, quiero ser el agua nuevamente, el agua que te llena desde la concha a los ojos, desde las manos al pelo, quiero tenerte como un león en una selva, no como collar no como amuleto no como bastón no como prótesis del aislamiento, te prefiero aguerrida, inhóspita, y tremenda, te prefiero mas viva y menos muerta, por eso te prefiero en momentos cerca en momentos lejos, como a una amenaza prefiero mirarte, como el niño que miraba con lucida imaginación el destino que le asfaltaba el camino que nunca, nunca el niño recorrió.
Empecé a intentar nombrar tu cuerpo, justo cuando no se si me seguirá algún lector, algún perdido oyente, persistente, hay una razón para esto, prefiero nombrarte en los rincones, mas tirando al final que en el frente, prefiero dejarte sucio, guardarte para cuando quieras, quererte para cuando me guardes, desconsolarme, aquietarme desvelarme, despertarte llamarte y leerte, para toquetear tu medula briosa donde las presiones de la política se minimizan y no hay ojos ni orejas ni dedos ni plumas ni tinteros que puedan mas que el dolor y la contradictoria certeza de amarlo, al dolor digo, en resumen, la soledad no existe, la nada tampoco, estas son las aseveraciones de ayer, obvio que permito desdecirme, las aseveraciones de hoy son las imposibilidades como la única posibilidad de acercarme a la verdadera naturaleza de tu instinto mas bajo,
el delicioso instinto de tu sexo.

miércoles, 8 de julio de 2009

De como preparar tu propio alcohol en gel, tambien (como una carta de amor sin el amor de las novelas, o con un poco)


Ahora, por ejemplo, estoy de cara, pero no de cara, estoy escribiendo una carta, como si fuera yo, de un pueblo perdido de corrientes al lado del Paraná, y lo único que hago todos los días, es despertarme, pescar y escribir cartas inconexas a mujeres que se hunden en el agua del tiempo y de la distancia, lo mas cierto de mi vida son los atardeceres, e irónicamente, es lo que mas le cuesta a mi decir, ni me atrevo por que se va, y nunca vuelve el mismo, los lapachos de la costa donde gentes rezan a dios, esa costa trae a la realidad las maravillas del río, las maravillas del sol y de la vida, pero como si estuviera explicando la dialéctica de Marx, Tengo que decir, que hay cosas puramente dulces y mágicas que, porque van en ese constante movimiento del agua yendo hacia mares y salares del ocaso, nos impiden ver el rosa, rosa, solo a veces vemos el rosa, de los lapachos en flor, bien rosa. Con ese segmento discontinuo de momentos que son decididamente rosas, con esos me voy a caminar las costas de la muerte silbando un ritmo eterno, con esas sensaciones de nada mas, de no falta nada, de la puta madre que bueno, con esas sensaciones hoy me levanto de mi cama en el pueblo de la realidad y me compro el diario local donde crucifican a un par de vecinos por semana, y me río porque aun no me toca, y me río por que llevo abajo del brazo un puñado de acelga de mi quinta, me río por que llevo en el bolsillo secreto de mi pantalón un gel intimo para un buen chiste de bar, y me río porque aunque los tiempo me mojen las orejas, yo, aun tengo un par de historias que prefiero callar, y esa complicidad la llevo conmigo, y con mi psicoloco que es un primor, conmigo llevo el día que destrozamos la choza de nuestros rivales, conmigo llevo la cara de papo que puse cuando me entere que iba a ser padre, conmigo llevo personas, personas en mis bolsillos, personas en mis labios, un par de mascotas muertas en las rodillas, conmigo tengo un río que me lleva hacia donde el viento corra. Soy juanele, soy Leonidas escudero, soy Abelardo castillo fumando opio en la cumbrecita, soy Susana Jiménez en un baile de Giménez, soy Alf con su cucaracha gigante a cuestas, soy un buen tipo de mierda, soy un hombre que viaja para darse cuenta que no quería hacerlo, soy el que se arrepiente, vos sos la que no se arrepiente, la que no duda, la que no se cohíbe, la que no se reprime, soy el que se reprime, somos unos preocupados por las reprimendas y me gusta tener un cumpleaños de 3, mañana 9 de julio, me gusta saber que compre un buen regalo para ir, me gusta saber que va a haber un castillo inflable, me gusta que en el dique allá pique, que todos tengan ganas de ir a pescar, soy el que en este momento tiene ganas de escribir alguna idea larga pero que apenas empieza ya se esta desdiciendo porque las relatividades de las cuestiones lo pueden hasta la mismísima medula.
Lo pueden
Hasta la mismísima medula
Y eso
También me gusta.

lunes, 6 de julio de 2009

presentación


queridos amigos los invito a la presentación de mi segundo libro que ya tiene poco de nuevo, pero nunca lo presente en mi pueblo, para quienes no sean del valle y puedan y quieran venir hablen conmigo, alguna mano les daré.. Para los otros, o sea quienes no pueden o no quieren, disculpen la molestia, ah una cosa mas, la letra grande es por que son grandes amigos (algunos)
Un abrazo
El ale

Un balneario sucio, apestado de sueños...
"Elefantes de piedra" (poesía) de Alejandro Arriaga
"Los Elefantes" (cortometraje) director: Martín Ptasik; música original: Juan Manuel Barberis.
Acompañaran la presentación:
El grupo de música Argentina contemporánea
Trío MJC ( Martinez, Jaurena, Ciavattini)

PRESENTACION:

Sábado 11 de julio de 2009, 19:00 hrs.
Centro cultural Comechingones, Mina Clavero, Córdoba.
(Edificio donde funcionaba el viejo casino de Mina Clavero)
Entrada obligatoria y gratuita. Y si se portan bien, vino.

lunes, 29 de junio de 2009

Viento nocturno




El viento de las cosas
Que se nombran lentamente
Aparecen acalladas
De oscuridad y misterio
Los ojos de los hombres
Van rumbeando vientos

Así,
Digo así como nos gusta
Juntos
Siempre solos

Como las noches de este viento
Como los vientos de esta oscura noche
Pararnos en el centro
Sobre los inexplicables
Compases de este mundo
Y gritar un desafinado amor
Gritar con cada contorno de nuestro cuerpo
Sentir el frío de la muerte
En el ardor del poco tiempo
Juntar nuestras voces

Así,
Digo así como nos gusta
Juntos
Siempre juntos.

sábado, 27 de junio de 2009

Cuarteto maniático

ciclope,ya reniego del silencio

De a ratos
Testarudo
Sigo diciendo retazos
Sin querer hacerlo
Como apago las luces
Como subo el volumen mientras tiemblo
Mientras bailo desnudo
Vestido de mierda por dentro
A merced de las paredes frías
Que miran inquisidoras
Al que nada supo mantener
Al hijo de una cabra que no aprendió a amar
Al pichoncito de padre fagocitado por el cansancio
De ser el mismísimo mismo ser.
Paredes que saben el impulso
De mi baile
Paredes que no saben
Paredes que todo sienten
Paredes de espejos que miran al idiota que piensa en paredes
Paredes de la ausencia que de la más depresiva herida
Nacen sin sentido pero nacen
Manchados de sangre y excremento nacen
Yo bailo descontrolado por el inflexible control
Desnudo
Desnudo con lo que queda de vos
Tu ausencia
Un par de tangas que nunca usaste
Por comodidad
Tu ausencia
Que me baila
Cada vez mejor.

Cuartetiando




“con mi sangre escribiré un poema”
La Mona


Como se si
Al final
Sos un pelotudo o te haces?
Dijiste amar, temblaste, maricón
Dijiste no amar, temblantes, maricón
El sol que antes era calma
Se fue derritiendo en excesos
Y ya no alcanza con abrazar una almohada
Para poder dormir
Necesitabas más frío, más cuerpo
Nunca cambio las cosas
Penetrar los orificios del anhelo
Es una sana manera de no hacer lo que debemos
Lo que debemos?
A quien mierda le debo?
Le debo un cuarteto de cemento frío
A los cayos de tu cuerpo
Le debo una lengua a tu vagina franca
Y espero le debas a mi cuerpo
Porque pobre de él
Soportar este puto miedo

No desprecio el decir con el continuo llanto
Me paro en las puntas de mí ser y te incito a bailar este cuarteto feroz conmigo
Y te digo mas, nunca importa lo que La Mona dice
Solo se que él cuando canta
No llora
La actitud esta clara
La rebelión no es de izquierda
Vive en nosotros
En lo que no debemos
En lo que NOS debemos
Un último y primer cuarteto.

viernes, 12 de junio de 2009

Seguir bailando


No es él
Quien aconseja morir en las tinieblas
Acariciando la posibilidad forzada
De vivir martirios siempre ajenos
No es él
Quien baja en esa escalera mecánica
Trayendo pinches afilados en las patas
No es el
Dios?
No es él
Quien cruzando este cielo
Da una mirada vaga por la tierra
No es él quien acaricia nuestros cuerpos
Quien desliza sus manos por mi pene
No es él
Quien mete su dedo en mi boca
Mientras come la pelusa de mi ombligo
No es él
El dueño de los impulsos.
No es él
El patrón de las ciudades?
No es dios el que reparte misericordia?
He sacado número para esa fila eterna
No me dan gracia sus burocracias
Tengo la egocéntrica desesperación de los hombres
A punto de hacerme ausencia.
No es el tiempo el que nos injuria
Sino su barba la que nos ata
Sino sus peces
Sino sus panes
No es él
Los rayos descendiendo desde el cielo
No sos
No somos
Y no tenemos
Y juntos los No
Somos muchos.
Preferiría no estar solo en esta cama fría
Hablando a un grabador
Tentando a la idiotez
Desconsolando el silencio
Preferiría estar en tus brazos
Bailar lo que te plazca
Movernos y tocarnos
Cojernos y seguir bailando.

domingo, 17 de mayo de 2009

RECUPERACIÓN DE LA VISTA - Poema de Leonidas Escudero



Yo no tengo culpa, suéltenme,

no soy malo.
estuve haciendo todo lo que los demás hacían,

armando desarmonías pero inocentemente.

No deben a prisión llevarme porque créanme,

no veía bien, cometí abuso de ceguera

no estuve a altura de saber qué.


Mejor dicho en mis andanzas mezquiné amor

porque los demás hacían así. Era el mundo

y yo ando en el mundo.

Recién he visto claramente hoy

cómo es esto de no hacer daño,

y vivo el cambio pero por culpa del pasado

nadie cree que soy inocente.

Deténganse, apártense, ahora no es ayer,

déjenme ir a donde voy,

a sentarme en el fondo de mi casa

para mirar la belleza de un álamo.

domingo, 10 de mayo de 2009

R 8




Así

Contentos vamos

Cada uno donde cada cual

Con un profundo olor a caca en las manos

Así, por allí andamos

Montados a colectivos de domingo

Padres y madres dan el milagro

Y multiplicados los niños

Un mundo de entendimiento y valor

Todos adelante, seguros de cargarlos

Realizados de verlos reír o mirar con pleno gusto

El ruludito chupa la pulsera de instituto

Que le dio su padre mientras le cambiaba los pañales

En la parada del colectivo

Un celular tararea un tema de Giménez

La nena intenta por todos los medios comerse el teléfono

El ríe, ellos ríen, todos tenemos algo en que perdernos

No reímos de ingenuos, de ignorantes o insensibles

Todos tenemos algo en que perdernos

Todos encontramos,

Ese domingo

En ese colectivo

Alguna simpleza

En la que sentirnos plenos.

miércoles, 6 de mayo de 2009

MSN


Aguante cumpa

Como la orilla…

Sueñe como buen pobre…

Súbase a la creciente

Que al final

Siempre termina regando…

Tiempo neto.

Hacha en frente facha.

Martín llegando antes que tarde no sea.

Martín casi sin querer riega.

Llueve y escribo sobre un muerto que escribe.

Ay de mí si no estuvieras.

Puto de mala memoria…

O acaso creíste que bebimos alguna clase de sed…?

Era trenzar chinchulín de alma pal hambre este…

A muerte y vida a su lado.

Perdí 300 y mucho aceite…

Ojala estacione en tu cuenta…

Las putas compraron persianas, mis ojos de luto…

Cada vez más solo perejil.

Te espero en la orilla y nunca te voy a perdonar que no me hayas presentado a tu tía iniciadora o a la prima fatal de las siestas… eso es cruel culiau…

Hasta un tiempito

Dale no más con la necesaria rebelión de dar, sin interés…

Hacedlo en cuotas pa que dure pa siempre.

Acá todavía le fiamos alma y vaso a vagos como uste…

lunes, 4 de mayo de 2009

Scholé o el manifiesto de un pajero



A mí no me preocupa ningún vértigo material ni mucho menos

Yo no tengo que andar pensando mucho en la plata

No me hace falta porque la tengo

Yo soy estudiante y hago lo que hay que hacer

A todo lo que tengo lo gane, yo, yo con mis esfuerzos, o

Lo ganaron mis viejos peleándola igual que la peleo yo

No me dan ninguna gracia las vulgaridades de estos negros payasos, prefiero lo elevado, lo refinado, lo sutil, eso, allí está el verdadero sentido y placer, sino ¿dónde?

No me preocupa el frio porque vivo en un confortable departamento, no muy lindo, pero bueno, no lo pago yo, tampoco.

Y es más, creo que todos esos que no tienen lo que yo tengo, son unos vagos, unos mal acostumbrados, unos malnacidos, son esencialmente deficientes.

Yo ni me preocupo por ellos, más bien escribo para otros estudiantes como yo, que entienden algo de algo, no le parece, la verdad de la milanesa, o por donde viene la mano, no se da cuenta que hablamos el mismo idioma.

Si alguna vez me vieron hablando con un mugroso o paseando por alguna villa es porque de vez en cuando la lastima me alcanza y les acerco algo, les doy, para que vean que soy buen tipo, no solo les doy sino que les digo como, como dejar de ser lo que son.

Pero en el fondo se que no van a cambiar, son así

Y que va a hacerle

Siempre hubo y habrá gente buena y también de la otra, digámoslo, gente de mierda

En cambio, yo no pienso en esas trivialidades materiales de la vida, porque puedo pensar mas allá, puedo mirar al resto desde arriba, puedo jugar a masturbarme con las palabras, y no solo eso, podemos hacer una masturbación conjunta, con mis amiguitos de la facu, que se yo; usted me entiende; el arte.

Les cuanto un secreto

Yo

Es este preciso instante me paro sobre un pedestal bien afirmado, mas le digo, apuntalado con todas las instituciones que se te ocurra, sobre un pedestal que está en el centro mismo de la ciudad universitaria, de una ciudad que se hace llamar “la docta”, y grito a pecho abierto, con toda la pasión; “viva el arte” “viva el arte por el arte” “viva el yo masturbándose” “viva el narcisismo mas prostituido”…

Pero, desde el pedestal veo, que llamativamente no ha quedado nadie, ni los perros, ningún puto oído cerca, ni siquiera esos estudiantes con los que creaba toda la puta mierda, no queda nadie a la hora de escucharte, poeta de la poesía pura, no queda nadie a la hora de escucharte, poeta o especie de semi-santo, de súper hombre, de súper papo, no queda nadie a la hora de escucharte, nadie.

El grito, ese que nos desnuda y nos avergüenza, que lo escondemos y nos construye, ese, grito.

Ese grito se pierde en la inmundicia de mi alma, en la soledad de todo lo que soy, mi grito se ahoga en mi sangre que es veneno.

Veneno barato.

¿Y la tuya?

sábado, 2 de mayo de 2009

muertas las palabras


Un ojo arpía asiente desde SU ventana,
desde SU alarma, desde SU reja, desde SU limpia dignidad
“al fin limpian el barrio”
Dos golpes en el piso
un pesado borceguí

Lo han dado por muerto nuevamente

Ahora la policía,
cansada de girar trompo en tribunales,
cumpliendo su obediencia
mira el suelo…
Indicador:
Botella de vino liberando contenido
Ojos muertos,
piel oscuramente muerta
Postura de muerte,
mueca de muerte,
atuendo de muerte,
horario de muerte
2 de la mañana, tarde para vivir.
Tarde hace tiempo.
Dos manos aferradas entre si
en estructura de plegaria
Sus labios no pudieron nunca articular
la oración de un ascenso social
solo el mendigo tuvo labios para incomodar,
para encarnar la prueba de la desidia.
Testigos? Para que?
A quien mierda le importa…
los formularios,
en este y en otros casos,
están plenamente de mas,
la muerte ya no se da por un acto de muerte.
Es casi una cuestión sociológica…
¡Lógica!
Certificado de defunción?
Ya lo firmaron un puñado de médicos el mes pasado.
De donde venia, que hacia en la puerta de un banco, familiares?
Humanidad?
Humanidad?

muertas
esta noche
las palabras.

viernes, 3 de abril de 2009

El hombre transparente - a Leonidas Escudero


Alguna remota vez, algún pícaro, dijo que los que se van, desaparecen eternamente en la nada más irresuelta y más impalpable.

Hola de nuevo

Viejo mío

¿Que son esos ojos?

¿Que llevas ahí entre las manos rotas?

Son papeles con nombres

Nombres de palabras que te deben el oro que te prometieron

¡Pará viejo!

Te engañaron

Te engañaron y no te hagas el que no sabias

Las palabras nunca dan lo que prometen

No son como vos, que a pesar

Te fuiste haciendo cerro con el tiempo de tu soledad

¿Y? viejo querido, ¿qué mierda te paso?, porque esa cara de nada

Te convertiste en metáfora

Te hiciste algo menos palpable que el guano de guanaco

Te fuiste te fuiste, no como el agua del deshielo que al fin de cuentas moja

Te fuiste y nada más, ni tristeza, ni lastima, te auto engañaste

Y te gustó el manoseo de la posibilidad original

Y te fuiste haciendo transparente entre los tuyos

Tanto que ni tú nombre recuerdo

un mito, una estructura ajena, un armazón perdido, un esqueleto irresuelto, una sombra sobre una mula, una mano cuarteada metiendo silencio en las alforjas, untando los recuerdos con peperina, para que no dejen de oler a algo.

Gracias.

jueves, 26 de marzo de 2009

Triticodia diatriaticus eleonorus caserus

Tenme lejos tenme lejos

Uponcilus futilus yanalas reptun

Guarangos de testa limpia, insolente duende de country.

Tutelares armonion, quiten la fanaces garras del maldito jaaz, presten el oxido que es tiempo de ver a un Charly Parker autosaboreandose en su tumba.

Hipocondría de los mares blancos, de los agitados mares del semen, tienten a rapsodas y bufones con el cuento cierto, de un tiempo leve, de un insomnio tenaz.

Plofluris ducamanus dragueron supurando mertiolate, juntoyuyohesierrapacompramacombo.

Me retuerso para llegar llego y me aburro.

Humores diureticus sport-fishing de mas mejor place of wordi, he he uuu uuu!

Sin escalas ni remitentes, desde los confines mas polvorientos al uretra del mundo.

Sin prevenciones ni fiados, desde los potreros al new camp.

Testigos, para que, familia, for wat, incluso un recluso recontraconcluso muele palabras por el dios que reconpensa, con materia, mates-e-IRA.

Gusanos famosos recaudando lastima en bolsas de lastima, es lo mejorcito que queda.

Famosos gusanos / lastima recaudando / es, (verbo copulando) lo mejor, cito: (complemento predicativo subjetivo), que-fak-tenemos.

Juntosvosyyojuntamospeperinaparaunasvans.

Harryriedelosilusosniñosysefumalapiedrafilosofal.

Jintarus chinatus de otros falaces biomas.

Tenme lejos

te-ne-te lejos.

TNT lejos.

domingo, 1 de marzo de 2009

Rio de piedra

En memoria de una visita fugaz a unos amigos de Martin Ptasik en La Rioja.

Cruzar el rio
Cruzar antes de llegar
Llegar después de cruzar
La sequia de este rio
Es aun más densa, por ausente
Sus ojos idos
Sus ojos
En acequias que suben al cielo
Allí, por las aguas que remotamente
Y crecieron las cepas de
Y Algo queda de aquella época
Clavado en botellas de tiempo
Cuando los chicos tenían barro y no guadal
Esperantes, expertos esperantes
Estos ojos idos
Sueñan hasta los sueños más ajenos
Sueñan los sueños de insomnes
Y están gozosos están, allí justo
Rio tras
Agua pues
Esperanza dios
Acá, en este rincón
Les dejo este sueño
Traten como saben.
Hasta de nuevo.

viernes, 20 de febrero de 2009

Al poeta Leonidas Escudero:

Sobre su descubrimiento
Ese sobre la “inutilidad de la existencia”.
Por dentro del cuero,
Y atrás de la procesión de reverencias
Me da una profunda bronca
Su descubrimiento.
Es que lo prefiero enfilado hacia el Cipango
O hacia cualquier inalcanzable sueño.
A algunas verdades
Las prefiero calladas
Allá
Durmiendo sobre los callos de la pereza.
Jorge Leonidas Escudero
Tengo la necesidad de escribirle flores o pájaros cantores
Pero creo que uste valorara
Que intente manchar esta hojita con un poco de sangre
Quizás lo poco que me va quedando de juventud
Sea la impertinencia del sentir,
Sentir fuerte.

¿Se despide?
¿Tiene entre ojo y ojo la salida de emergencia?
Tengo la sensación
De que su poesía sigue clavada en la barra
Cagandose de risa con la ausencia
Con la soledad
Con esas piedras que usted no creyó encontrar.

La “mirada al abismo” no es para mi
Instinto de muerte;
Si su letra es salvaje e intrépida
Es porque uste es libre,
Mas le digo…

Caminar a impulso ciego
Sin noticias de nada
Un ir sin saber a que…

(Sabe Don Leonidas, quizás tenga razón, y eso pueda ser la muerte) de lo que estoy seguro, es que también, ese caminar ciego, ese sin saber, ese andar a donde no se si…
Es la misma marcha que uno emprende por atrás de los sueños.

jueves, 12 de febrero de 2009

Pa purgar el año me sincero.

Soy insensible, soy un incapaz de amar, soy egocéntrico, mas comulgo y cojo de costumbre y de corrido con el ego de mi sombra, soy soledad, soy dolor y tristeza, tengo todo para… pero nada alcanza porque… el vacío soy, la nada inundada de nada, eso soy, la mascara de un poeta divorciado de las palabras, descreído de las palabras, soy la mascara de un padre, de un hijo, de un novio soy lo que es falso lo que es dolor puro, soy la envidia la codicia y el resentimiento… soy aun mas sombras… y el echo de ejercerlas me priva de otras tantas.