sábado, 2 de mayo de 2009

muertas las palabras


Un ojo arpía asiente desde SU ventana,
desde SU alarma, desde SU reja, desde SU limpia dignidad
“al fin limpian el barrio”
Dos golpes en el piso
un pesado borceguí

Lo han dado por muerto nuevamente

Ahora la policía,
cansada de girar trompo en tribunales,
cumpliendo su obediencia
mira el suelo…
Indicador:
Botella de vino liberando contenido
Ojos muertos,
piel oscuramente muerta
Postura de muerte,
mueca de muerte,
atuendo de muerte,
horario de muerte
2 de la mañana, tarde para vivir.
Tarde hace tiempo.
Dos manos aferradas entre si
en estructura de plegaria
Sus labios no pudieron nunca articular
la oración de un ascenso social
solo el mendigo tuvo labios para incomodar,
para encarnar la prueba de la desidia.
Testigos? Para que?
A quien mierda le importa…
los formularios,
en este y en otros casos,
están plenamente de mas,
la muerte ya no se da por un acto de muerte.
Es casi una cuestión sociológica…
¡Lógica!
Certificado de defunción?
Ya lo firmaron un puñado de médicos el mes pasado.
De donde venia, que hacia en la puerta de un banco, familiares?
Humanidad?
Humanidad?

muertas
esta noche
las palabras.

1 comentario:

Cíclopa dijo...

palabras de esta noche murientas. No.