sábado, 29 de agosto de 2009

Hasta…

Quien te dice

Quien te dice

Quizás la lluvia

Nunca llegue

Quizás espera algo de nosotros

Una torta de chocolate con dulce de leche

Unos mates

Una cama

Un brazo - pecho donde acurrucarse

Y quizás

Quien te dice

Cuando tengamos todos los requisitos

Despertarnos desnudos de la siesta

Y sentir las gotas caer sobre las chapas

Que de un momento el silencio te levante

Camines hasta la ventana

Y Mires

Con ojos soñadores

A la nada que nos deslumbra

Y me digas

Como abandonando toda extrañeza

…Y quien te dice

Quizás...

Nada de nada sea cierto

Quizás… quien te dice

La lluvia nunca llegue.

O el sol nunca salga.

lunes, 24 de agosto de 2009

Lawn tenis club

A sus ojos rojos de agotamiento.
A sus pieles oscuras de resentimiento.
A sus silencios de… quiero sobrevivir a cualquier precio.
A sus muecas cansadas que me dicen… no les des bola así son las cosas por estos tiempos.
A José, Marcos y Juan que tienen 40 años de desprecio sistemático encima.
A José, Carlos, Marcos y Marcelo que se refugian en esa piecita húmeda y oscura a comerse casi a escondidas un par de milanesas y a tomar algún fondito, alguna sobra caliente de gatorade que les mandan de la cantina o encuentran en algún banco de cancha.
A Gustavo que les tiene que sonreír 8 horas todos los días.
A Fernando que me quiere convencer de que no es mala gente, mientras en orden aleatorio doctores o empresarios le menosprecian la dignidad, lo basurean.
A José, Carlos, Marcelo y Marcos, que riegan, empolvan, limpian, cortan, sacuden, arreglan, ordenan, soportan, mienten, se agotan, mientras mueren sin jugar.
A Laura que se paso 5 años de su adolescencia sonriéndoles con inocencia sin que nadie le preguntara el nombre, y el día que se decidió, se animo a pedir jugar al tenis una hora por semana, la echaron, la echaron diciéndole pibita, nena, querida, la echaron sin nombre. A Laura que adorna con sus sonrisas un mundo que se la coje y la tira.
A Mauri, que cada mañana encaramos juntos la crianza de una tracalada de hijos, hijos de cuervos, cada día que no llueve, estamos firmes con nuestros pasos de falsa conformidad frente a estos pichones dulces e inocentes, pichones de hienas.
Todos hijos de la desigualdad, unos con cintas en la nuca para sostener las muecas que nos hacen cobrar, otros siempre con el ojote en la cara porque nunca nada les alcanza, quieren mas, mas altura, mas efecto, mas seguridad, tienen miedo porque algo esconden, va… yo diría que no esconden nada, son una mierda que si nos descuidamos nos hacen soldaditos de su mierda naturalizando las desigualdades a cualquier precio, esencializan sus razones para violar mientras se esparcen, para poder decir que lo que tienen se lo ganaron deslomándose, para que podamos decir que lo que son es lo que hacen.
A Seba que termino fundido en la ceguera por cerrar los ojos con fuerza, y pensar solo en dinero, salir y entrar con los ojos cerrados y los bolsillos angurrientos. Y toda la estantería de valores en oferta por un par de pesos manchados con caca.
A Fabricio que es un hijo abandonado por la dulzura de una cuenta bancaria obesa, abandonado todo el día todos los días en el club, con un celular y unos billetes, que con sus 7 años cumplidos, ostenta en sus ojos la infancia muerta.
Cada uno a comprender a quien ama, a quien odia.
A creer que los hijos de puta pueden cambiar, porque de lo contrario el intento de alguna paz es una triste impostura de sujetos inconsecuentes y conformistas.
Uste sabrá si intentar cambiar algo desde el amor o desde el fierro.
Yo quiero, hoy, de la comprensión una lucha.

martes, 11 de agosto de 2009

Invítame
¿Querés?
A verme en esa letra de tango burlona que tanto nos gusta
Invítame
Invítame a ver a ese viejo prematuro en el espejo de mi cuerpo
Pero, invítame a ver solo desde afuera,
Desde adentro prefiero no ver, y ya no es miedo al dolor
Capas que sea miedo a la nada
O
A las manos que acarician resignadas lo que odian.

“Inocente adolescente remate mi libertad”
¿Que tango? Nunca, voy a decir nunca, voy a decir nunca muchas veces nunca, pense verme reflejado en las oscuras aguas resignadas de un tango, pero si, soy yo, al menos una parte grande de lo que queda.
Por eso invítame
Invítame
Yo voy a hacer lo posible para no aburrirte
Con la culpa que me toca
Perdóname por pedir perdón
Por reprimirme hasta la represión
Te pediría lo que yo debo
Para saldar la cuenta con el dueño
Pero la escarcha que me empasta el alma
Solo la quemo yo,
Con un fuego que todavía esta húmedo
Solo invítame que pareciera supieras
Como desatar este nudo invisible para mí
¿Queres?
Yo tengo un arroyo de palabras lindas
Para regar tus noches tus mañanas, pero invítame
Dame eso que pareces tener
Ese maldito tango
Que me termina diciendo
Siempre a destiempo
Que quemé más de lo que tenía
Que vendí más de lo que era dueño
Que embargue las sonrisas por mucho tiempo
Ese tango con el que pulseo a muerte esta noche
Decime que me ves, que me pensas
Decime que soy otro
Que nada de lo que viví
Es irrepetible, ni tan bueno ni tan malo, que todo es posible
Que todo va a estar bien
Nunca hubiera pensado necesitar
Que tantas veces
Me digan eso, eso de
Tranquilo, todo va a estar bien, vas a ver.
Nunca pensé que me fuera necesario
Obligarme a creer en esa simple frase.
Obligarme a la tranquilidad
Obligarme a esperar el sol de mañana
Obligarme a sentir la luz del día en el cuerpo
Obligarme a decir que quiero curarme
De esta herida que no sangra de esta sangre que no hiere
Nunca creí llegar al punto desesperado
Donde todo depende de una mentira bien apuntalada
De una mentira creída hasta la muerte por la vida.
Un hijo del amor.

viernes, 7 de agosto de 2009

¿Te parece?
Un plato de fideos viejos
Revividos por un huevo
Esta noche
¿Te parece?
En la mesa el diario de ayer
Casi casi
Ya de mañana
¿Te parece?
¿Escribir?
A esta altura
Altura de saberse idiota
¿Te parece?
¿Te parece Falú Herrero
Las muecas grotescas
O el reflejo de alguna imagen
Encandilada de vida?
¿Te parece?
Para esta noche única
Como la de mañana
Peor que la de ayer
¿Te parece?
¿Que la fe de ese hombre desnudo
A pesar de todos sus pesares
Se pueda renovar
Por ese puñado de poemas disléxicos?
Conocí un escritor
Un hombre hecho y torcido como cada uno…
Pero en los ojos tenia
El hambre del primer Roky
Tenía los puños pelados
Los ojos sangrantes
La bronca hecha sed, tenía
¿Te parece?
¿Recuperable la fe?
¿Extraviable la fuerza?
¿Combatible el existencial abatimiento?
¿Real la realidad?
¿Te parece?
Repetir la misma pregunta
Para no decir la última
Para volverme silencio
Te presento
Teclado, cable de caracol tiznado, billetera de otro
Te presento el MODEM de mis deudas
El monitor de mi soledad
La pared de mi historia
Te presento
Y me voy como sonseando para la cocina
Como si entre ustedes tuvieran un par de humos que encender
¿Te parece?
Dubitativo pregunto tarde
Tarde es
¿Te parece?
La vieja quiere que tengamos changos
Un malón de hijos quiere
Sabe algo que nosotros intentamos callar
Sabe el horizonte más bellaco de nuestra ingenuidad
Te sabe hijo padre y espíritu errado
Te sabe como ese que en tus labios alguna vez fue dios, fue tierno, fue amor, fue la concepción mas primigenia de un gesto simple y certero, fue arte, miedo, rencor, violencia, desesperación, vomito, cansancio, y quien sabe mas que esos ojos dulces que compasivos brillan mientras chupetea el mate como una pista del tiempo, lejana como un chiste sin gracia, como la muerte, entonces te presento, entonces, te presento porque hay tormentas, porque aun en algunos valles llueve, gotea y se caen los ciclos sobre los malditos ciclos de un destino errado, te presento porque aun vive en él, un poco de fe, todavía el pobre inocente, cree que puede llegar a decir algo.
¿Te parece?
Si.
Ese ojo esta vivo
Tiene hambre
Es tormenta
Es la raíz última
El mineral clavado entre las piedras del descuido
Entre las piedras de un país
Chupado
Sumido
¿Te parece?
Agua desde el cielo
Agua desde el norte
Agua corriendo
Agua adjetivada con mil epítetos
Agua verbo
Agua en tus ojos de hambre
Tus ojos de odio a los mal paridos
A esos hijos de re mil puta que se conforman
Con ser unos mal amados
Y van llenando los colectivos de represión y voces entre dientes sucios de desprecio
Desprecio de su misma condición
¿Te parece?
Que aun
Aun a pesar del exproperio anterior
Este ojo del hambre
Vividor de una pampa crocante de sueños
Tenga en su bolso
Algo
Alguito no mas
Que decir
¿Te parece?
¿Largo?
Aunque más no sea
Me prestas un silencio para gritártelo
¿Te parece largo ya?
¿Y el invierno? ¿No es también largo?
¿Y el verano del infierno?
¿Y el brillo de tus ojos?
Gracias por volver
Siempre
A creer como un idiota.
Juntos.

jueves, 6 de agosto de 2009


La América vencida
Esta vencida y esclava
En la estructura mas inconsciente de mi mente.
Mi alma dice otras cosas
Siente otras tantas
Solo reproduzco silencio
Como la única posibilidad
De la imposibilidad
Como único camino
Los cantos profundos de la resignación
Alguien dijo: "Primero se conoce la tierra por los sentidos, después por el intelecto."
Hoy ya no
Le mojo la oreja a la resignación
Y casi sin fundamento inteligible intelectual racional
Digo a mis costados
Y por dentro hasta donde llego
Hoy no
Busco la energía
La actitud
El talle de la sensualidad que me aferra a la vida
El amor perro de esta América
Esclava, sonriente
Entre lágrimas de opresión
Y se redime la sal en sangre
Sangre machucada
Para bailar aun un poco más
Esta música que todavía
Nos suena a ritmo
Posible
A condición
De estar juntos
Como único camino
Juntos.