martes, 11 de agosto de 2009

Invítame
¿Querés?
A verme en esa letra de tango burlona que tanto nos gusta
Invítame
Invítame a ver a ese viejo prematuro en el espejo de mi cuerpo
Pero, invítame a ver solo desde afuera,
Desde adentro prefiero no ver, y ya no es miedo al dolor
Capas que sea miedo a la nada
O
A las manos que acarician resignadas lo que odian.

“Inocente adolescente remate mi libertad”
¿Que tango? Nunca, voy a decir nunca, voy a decir nunca muchas veces nunca, pense verme reflejado en las oscuras aguas resignadas de un tango, pero si, soy yo, al menos una parte grande de lo que queda.
Por eso invítame
Invítame
Yo voy a hacer lo posible para no aburrirte
Con la culpa que me toca
Perdóname por pedir perdón
Por reprimirme hasta la represión
Te pediría lo que yo debo
Para saldar la cuenta con el dueño
Pero la escarcha que me empasta el alma
Solo la quemo yo,
Con un fuego que todavía esta húmedo
Solo invítame que pareciera supieras
Como desatar este nudo invisible para mí
¿Queres?
Yo tengo un arroyo de palabras lindas
Para regar tus noches tus mañanas, pero invítame
Dame eso que pareces tener
Ese maldito tango
Que me termina diciendo
Siempre a destiempo
Que quemé más de lo que tenía
Que vendí más de lo que era dueño
Que embargue las sonrisas por mucho tiempo
Ese tango con el que pulseo a muerte esta noche
Decime que me ves, que me pensas
Decime que soy otro
Que nada de lo que viví
Es irrepetible, ni tan bueno ni tan malo, que todo es posible
Que todo va a estar bien
Nunca hubiera pensado necesitar
Que tantas veces
Me digan eso, eso de
Tranquilo, todo va a estar bien, vas a ver.
Nunca pensé que me fuera necesario
Obligarme a creer en esa simple frase.
Obligarme a la tranquilidad
Obligarme a esperar el sol de mañana
Obligarme a sentir la luz del día en el cuerpo
Obligarme a decir que quiero curarme
De esta herida que no sangra de esta sangre que no hiere
Nunca creí llegar al punto desesperado
Donde todo depende de una mentira bien apuntalada
De una mentira creída hasta la muerte por la vida.
Un hijo del amor.

3 comentarios:

Gringo dijo...

"Que todo va a estar bien
Nunca hubiera pensado necesitar
Que tantas veces
Me digan eso, eso de
Tranquilo, todo va a estar bien, vas a ver.
Nunca pensé que me fuera necesario
Obligarme a creer en esa simple frase."

Me gustó esta parte del texto.
En realidad me gustó todo el texto, pero a veces en la lectura funciona esa "intertextualidad de sentimientos pasados" (o algo así) entonces uno lee y se ve, se ve lo que fue o lo que sintió.
Ta bueno, viejo.
Un abrazo:

gringo

p.d: de casualidad, de purísima casualidad estaba escuchando un tango mientras leía esto. De pedazo... pero lindo.

alvaro dijo...

Tranquilamente dire que este poem, es claramente oscuro

El Pastor dijo...

Siempre me pregunté
si a los que les faltan las piernas
también les falta la pija
si a los que nos falta plata
también nos sobra lengua
si a los que les sobra pija
como para darle de parado
en algún momento les faltan piernas
si a los que les sobra plata y lengua
les hace falta una buena pija

yo creo que a todos nos haría bien
un poquito de cada cosa


(así era, viejo, lo que quise citar)