sábado, 17 de octubre de 2009

Mi gomera no era como la tuya.
Sin embargo en ocasiones era una buena parte,
de todo lo que era.

De todo lo que soy.

4 comentarios:

Poetas Intenteros dijo...

aja! usela contra ud mismo, "poems you write poems!" y se acordara todo el tiempo de ud mismo
abrazo de hermano
Álvaro

Barnes dijo...

Yo conozco a un hombre que vive en unas casas abandonadas y cuando nos vamos a gomerear para allá y bajamos palomas o comadrejas a gomerazos se las regalamos para que las coma porque vive con un hambre mayor que él.

Lionel (uno de los chicos del taller literario de la escuela).

Abrazo papá, y seguí siendo parte de esa gomera que tira a donde quiere.

Cíclopa dijo...

infancia siempre

Leticia dijo...

Hermoso Alejandro.
Despojado, sencillo, como me gustan a mi los poemas..

Saludos.!