domingo, 1 de agosto de 2010


Sabe donde va la luz
Cuando cruza pueblos secos
Chupados en la inmensidad de la distancia

La luz va alejándose de toda esa humareda occidental
Que más que iluminarnos
Nos encandila
De la calle central hasta la iglesia
La policía y la casa bien
De gente buena

Sabe la luz por eso la brisa
Fresca con la belleza / revolucionaria simple
De lo honrado
Corre libre en el lomo de los caballos
Agotados de latir su lucha diaria

Sabe el cielo que no es necesario
Tener ojos y menos ojos claros
Para ver otro mundo
Si entendemos la inseparable
Condición de todas las condiciones
El amor y la in entendible justicia de sus tragedias

Sabe el silencio arrugado del tiempo
En la piel de los hombres
Por eso ejerce su violencia y su amor
Sobre una tierra que lo lacra, lo corroe, lo sostiene
Lo acuna en su muerte
Hasta el otro nuevo brote
Sin nuevo tiempo

Y el cuerpo falso que se yergue
Sobre cimientos traidores
Oportunistas de la desidia
Sabrán a su tiempo caer
Ante la franqueza de los molles
Algarrobo de los pueblos

Sabremos devolver en mano justa
Esos vidrios de colores con los que
Desde el día de su raza
Nos traen esclavos de su historia
Engañados

Pero la justicia que achatara el suelo
Donde pisa la balanza
No la impartiremos solo nosotros
Los gorriones

La naturaleza sabrá como ha sabido siempre
Dar el lugar justo a los indecisos por maña
En la mortalidad de su certeza

Nuestro camino parece apuntar
Hacia el reencuentro
Mas profundo
Con la realidad
Mas concreta
De nuestras almas

2 comentarios:

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

escribí mal, (perdón): quería decir: Muy bueno realmente. Saludos