miércoles, 8 de septiembre de 2010


Te traigo de los pelos

Y callate.

Que me miras?
el que pide esto a gritos sos vos
vos

Cuando te estancó el tiempo
de los 60 segundos
a los 60
y multiplicando
naturalmente
hasta la línea
larga fina
y
larga y fina del tiempo, justo, ahí
te cagaste..
Y pataleaste, no puteaste porque eras un niño bien
lloraste como llora un ojo
cualquier ojo.
De un ojo lloraste

Te traigo de los pelos
Te traigo el pendejo sensible que te asombra
Te asombra desde el ojo de tu padre
hasta tu ojo
padre:
Te asombra tu hijo
La infinita violencia con la que actúa tu hijo
La infinita bronca, la inocencia y el duelo
Te asombra el odio que puede habitar en un ángel
Y es natural
Las almas se rompen
Y también se arreglan
Como iba a ser de otra manera

Pero mira, mira vos como son las cosas
El angelito te esta enseñando a vos al final
La lucha no termina nunca de ser una frase
Una frase una frase y eso
Todo lo que puede curtir la piel de los hombres

Por primera vez
Tu nueva piel
En las espinas
Ultimas secas
De este viejo monte

Desde el ojo del hijo una lagrima
Desde el ojo del padre un silencio para mas tarde

Y acá es donde vengo a traerte de los pelos
A cebarte un mate a darte calma
Para mañana
Para mañana.

Cuando te traigo de los pelos no hago más que darte otro tiempo
Cristalizar en la realidad material del día humano
La materialidad de la magia del mundo
Piedras en las almas.


Y la palabra dolor se parece mucho a la palabra
Amor
Pero no.

Nada que ver.
Hasta ahí el ojo
De allí en adelante

De un ojo lloraste.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

que lindo, cuanto más lo leo, más me gusta...

me encantó esto:
"Cristalizar en la realidad material del día humano
La materialidad de la magia del mundo"

:)

guillo dijo...

bueno buenisimo dice demasiadas cosas casi me aturde pero me llama para leerlo mas veces y veces... guillo