jueves, 29 de septiembre de 2011

Ritual


A las 7 de la mañana me desperté
Y los primeros diez minutos
Anduve soñando despierto
Cabe los posos le puse bosta de caballo en el fondo
Plante los arboles que llegaban al campo
Los apreté contra el corazón de la tierra
para que el viento no los voltee
Los regué para que estén contentos
A las once de la mañana
Voy hasta el quiosco
Y doy con que por decisión unánime
del consejo deliberante
esta primavera no se chupa
lo miro a los ojos
al vendedor, el Carlo
me mira a los ojos
y le pide al pibe de la reposición
que traiga una cajita de las grandecitas
para que entre todo

A las once y cuarto de la mañana
Prendí el fuego saque y afine la guitarra
Y mateando me dedique a mirar los nuevos brotes
De esa enredadera que crece como plaga hambrienta.

En escalones raros anda la música todavía soñando.


Escondo hace un tiempo frisado un pedazo
De carne nuestra
Alimentada con esta realidad
Creo que me queda una parte del lomo
Y algunos palitos del pecho.

A las doce arrimo el hielo al fuego y me aposento
En la madera firme de la mesa
A mirar la llama
Como el primer hombre
que la vio.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Y vino el otro día el otro diciendo lo mismo que los otros dos
Todos peleados porque no se
Parece que alguien como que desconecto lo conectado
Y a la bosta acosta, tanta cháchara de nenes bien,
Chúpate esa mandarina, todos envenenados
Pelotudeces mas… profundidades menos…
Éramos tan hermosos hasta que no se… de pronto…
El conocido… desconocido.
El hermano… hermanastro. Y punto.
Ni una verdad fuera del tarro
La fraternidad… en palmaditas de hipocresía.
Algo raro debe andar andando.
Los que tienen tiempo de pensarlo
Desde la plaza de la intendencia hablan de la luna y el viento.
Por otro lado no se entiende una mierda.

-Que ya no me reconoce, dice.
Esa herida se le está llenando de gusanos.
Nadie anda con curitas y el alcohol se termino hace rato.
Mírenlo ladeando el ala, rengueando de ganas
Espera suplicando respuestas que después no escucha.

Alguien ayude a esas personas! se siente.
Están revueltas en su propia sombra, gritan.

-Manga de cagones! quémense la ropa!
Gritan los de la vanguardia insegura.

Amiguitos que Fueron antes adictos a la risa socarrona
Del que es más picante, la ligaron un día y a mamarla
Ahora andan atolondrados a los golpes pavos
Tirados a la bartola
O bien andan creyendo el sueño diario
De echarse un polvo un poco más largo,
Clavarse agujas, ver una peli
O comer papas fritas.