viernes, 5 de septiembre de 2014

Hoy escuche esto y lo comparto.


Licurgo era de Esparta, un lugar así de chiquito al que nadie se animaba a joder. Licurgo escribió el 80 por ciento del derecho romano, que es el 80 por ciento de nuestra constitución de derechos y garantías. Pero a Licurgo le cortaron la mano y le pusieron una piedra. Se borraron los principios gestacionales de todo su pensamiento.
“No existirá dinero por ser éste principio motor de la codicia y la mala competencia. No existirá división de géneros sino más bien todos serán personas que elijan a su gusto sus gustos.”
En Ecuador todavía mucha gente desaparece y muere en la montaña buscando El Dorado. En Ecuador hay un valle entre tres volcanes nevados, y en el medio un pueblo con personas que contestan sus preguntas en los sueños. Y festejan la muerte brindando y bailando días sobre la falda de los idos.
Niños alegres empantanados en la tierra.
Niños muertos sentados sobre tronos durante tres días de alcohol.
La anarquía es un tipo de fe, su dogma es el espíritu crítico, su método la agudeza, la picantés. En chile hay una comitiva de payasos ácidos que revolucionan las calles con trucos de muerte, parando el tránsito de parís con sus culos pelados.
El que solo puede ver lejos y profundo no es menos ciego que el que solo alcanza a ver lo que lo toca. La televisión es un aparato maligno si malignos son los que lo llenan. Ídem internet. Los medios prefieren algunos fines. Algunos fines justifican cualquier medio. Y dale que va, que esto fue y será.
Los poetas escriben sobre el dinero porque más ciego es el que no quiere ver.
Escucho grabaciones callejeras de casualidades superpuestas presentes en ese tiempo espacio sonoro y los teros rompen el silencio de una respiración apretada. Cumple años la conciencia y para allá va mi afecto. Sincerándoseme a los golpes un ahogo que me estruja la panza y me dificulta los hechos.
Las palabras no dicen la profundidad
Intento traer al mundo imágenes de una soledad sagrada que nada explica.
Sigo en eso de buscar, leer, investigar
Por la belleza que destilan algunas tristezas.
Las ranas dibujan el horizonte alternando estrofas de agudos y graves gritos
Amplían el espectro de lo visible
Dejan un lugar entre lo posible y todo lo demás.
Suenan viejos temas melosos que me invitan a dormir con el despertador muteado.